viernes, 17 de julio de 2015

El Gordo de Velázquez

El pasado mes de marzo abrió sus puertas El Gordo de Velázquez, nuevo restaurante que se ubica en una elegante zona de Madrid: la calle de Velázquez casi esquina a la de Ortega y Gasset y lo hace con dos importantes elementos bien apuntalados: una cocina tradicional con toques modernos y un local estéticamente muy logrado.

Se distribuye en dos plantas, que son casi tres por la pequeña escalera que conduce a los comedores desde la zona de barra -muy bonita, con taburetes entelados en terciopelo y unas mesas altas frente a la misma. Paredes de ladrillo visto; mesas de madera; ventanas forjadas en hierro; conductos de ventilación a la vista en el techo y una agradable terraza a pie de calle en la que, como nota curiosa, hay un pequeño puesto de venta de flores. En conjunto configuran un entorno muy grato y bien ambientado.

Cuenta con una carta amplia con muchas alternativas apetecibles. Para “picar y compartir” llamaron nuestra atención las colas de cigala en tempura, la ensaladilla rusa con cangrejo, la tortilla española con trufa y pan tumaca, la brandada de bacalao gratinada y los langostinos de Sanlucar en gabardina, entre otros. No obstante optamos por los huevos estrellados con jamón –bien, sin arriesgar- y los canelones trufados, plato estrella de la Casa –muy ricos- que comparten espacio en la carta con el risotto de boletus y colmenillas y el huevo poché con parmentier de patata y trufa - este último lo encontramos cada vez en más restaurantes. Entre los pescados destacacamos el pulpo, el tartar de atún, la merluza, los chipirones y el ceviche de corvina, gamba y pulpo. De las carnes: la carrillera de Ibérico, el carré asado de cordero lechal, las albondigas de ternera y el solomillo –Ibérico o de ternera.  Como postre compartimos la tarta crujiente de chocolate, no especialmente reseñable.

En conjunto, nos ha gustado esta primera visita a El Gordo de Veláquez y previsiblemente repetiremos. Buena comida en un entorno agradable y a precios razonables.

Nuestra valoración Gastrochic: 7,5 sobre 10
Precio medio: 30€ por persona, bebidas aparte.
GastroTip: para comer o cenar; en pareja o con amigos; ambiente informal.

martes, 16 de junio de 2015

Tatel. The place to go...

A principios del pasado mes de mayo abrió sus puertas este restaurante y desde el primer momento se convirtió en un éxito. Es evidente que a ello contribuyó saber que entre sus dueños se encuentran famosos deportistas y personas del mundo del espectáculo, lo que inmediatamente generó un gran interés y curiosidad por conocer Tatel. Sin embargo, ahora que ya hemos cenado allí podemos atestiguar que no es un sitio de moda más, sino un restaurante en el amplio sentido de la palabra. Lo que sucede es que se conjungan varios elementos que propician ese claro y rápido éxito: un bonito local con una excelente puesta en escena, un buen servicio y una carta muy apropiada. Evidentemente, no es un sitio barato y es complicado reservar mesa...
Se encuentra situado junto al puente de Juan Bravo, en pleno paseo de la Castellana.  La estética nos ha encantado, con un aire que puede recordar a algunos elegantes locales neoyorquinos: luces atenuadas; mesas razonablemente separadas; distintos espacios: una zona inicial de mesas altas donde picotear y una bonita barra para tomar una copa; varios semi-reservados las zonas laterales y al fondo. La zona principal del comedor, en el centro de la enorme estancia, está delimitada por un largo sofá chester, rojo oscuro, en forma de “u”, mientras que el resto de sillas, de color ocre, contrastan con la elegante mantelería blanca. Cocina a la vista. A todo ello se añade un espacio central para que un disc-jockey amenice la velada, aunque más nos agradó la excelente voz de la solista que cantaba cerca de los comensales. 

martes, 2 de junio de 2015

Terrazas GastroChic de Madrid

Dadas las fechas en las que nos encontramos, es el momento oportuno para sugerir algunas terrazas en Madrid, a partir de nuestras experiencias más recientes. Todas ellas tienen post en este blog.
  • Para cenar, ambiente formal: La más distinguida y tranquila quizá sea la terraza de Ramón Freixá (alta cocina) en el hotel Único. En otra línea más "carnívora", la terraza de Ruibayat es excelente y se come de cine. 
  • Para cenar; ambiente animado: Por ubicación y animación, el primer puesto lo ocupa la terraza de Ramsés; fuera de Madrid pero no muy lejos, sin duda merece la pena acudir a la zona de restaurantes de La Moraleja (con La Máquina, seguida de Aspen), incluyendo el bar de copas La Butiq.
  • Cosmopolita, moderna y ambiente tanto de día como de noche: En esta categoría destacan Luzi Bombón (en plena Castellana), Bosco de Lobos (más juvenil), Pippa & Co, The Hall (solo por la noche; a tener en cuenta que la terraza está amueblada con parasoles y grandes sofás...) y El Patio del Fisgón (excelente relación calidad/precio).  Un clásico de Madrid es, sin duda, la bonita terraza de Iroco.
  • Ambiente diurno, para picoteo y aperitivo: con seguridad, Bienmesabe (preferimos el III) es el sitio de reunión ideal para tomar el aperitivo o para comer en un ambiente andaluz adaptado al siglo XXI. La Gabinoteca también es una opción interesante, aunque con terraza urbana (a pie de calle).
  • Entorno "romántico": la cocina clásica de Sacha y el preciosismo tailandés de Thai Garden 2112 (antes The Garden 2112). Fuera de Madrid, la Cabaña Marconi en El Encinar de los Reyes (garantía de éxito en verano).
  • Para celebraciones y comidas de grupo (ambiente diurno): Filandón ha demostrado reunir las cualidades para ser el lugar idóneo para celebraciones familiares y profesionales, por la diversidad de sus estancias y amplitud de jardines. Más económicos resultan Bienmesabe III y La Gran Pulpería (de Madrid o de Pozuelo).

En todo caso, todos los restaurantes con terraza (¡y llevamos 58 por el momento!) están señalados con una etiqueta específica en nuestro blog.

domingo, 31 de mayo de 2015

Sergi Arola: fórmula renovada en "El 31 de Zurbano"

Hace tres años comimos en Sergi Arola Bistrot y nos convenció sin ninguna duda (ver post).
Tras diversos avatares económicos el laureado chef volvió a abrir su restaurante en 2014, apoyado en un lavado de cara estético (ya no hay mesas alineadas en el comedor rectangular a lo largo del banco corrido, sino mesas redondas, con manteles de piel, sí piel, y más espaciadas) y un modelo de negocio estacional; el restaurante abre dos trimestres al año alternos. Además, la planta baja (“sótano”) alberga una “vermutería” llamada SOT que –según hemos leído- resulta muy agradable para tomar una copa o tapear.
Resultado de imagen de sergi arola restaurante

miércoles, 6 de mayo de 2015

Bosco de Lobos, colegio de arquitectos

Con este nombre tan peculiar se identifica uno de los restaurantes del grupo gastronómico de origen catalán En Compañía de Lobos, con locales en Madrid (Ana La Santa), Barcelona y México, y un formato de negocio que recuerda al del grupo Tragaluz, también catalán y con exitosos locales como Bar Tomate y Luzi Bombon.
Bosco de Lobos es un restaurante singular en cuanto a su emplazamiento y moderno en lo relativo a su estética y oferta culinaria. Con una carta medio italiana (carpaccios, pizzas, pasta y risottos), medio mediterránea (verduras, pollo, fritura de calamar) a precios económicos y con elaboraciones sencillas pero muy logradas, Bosco de Lobos ha conseguido conquistar, en poco más de un año, a un amplio público de corte más bien joven y cosmopolita. El otro elemento diferenciador es su ubicación, integrado en el colegio de arquitectos de Madrid y con entrada a través del patio ajardinado de este característico edificio. Por dentro, el local dispone de una galería acristalada con decoración de biblioteca y un comedor interior más cuadrangular y, al mismo tiempo, convencional.
Con todo ello y un equipo de sala compuesto por camareros jóvenes, circunstanciales y atentos, no es de extrañar que el restaurante esté muy animado durante toda la semana, especialmente durante las noches para cenar y como bar de copas.

Nuestra valoración general: 7 / 10
Precio medio por persona: 20-25€ por persona. 
GastroTip: local bullicioso, poco indicado para cenas románticas. Dispone de parking en el edificio. Brunch los domingos.

domingo, 26 de abril de 2015

Opium. Cuando la discoteca y el restaurante son casi uno...

Venimos asistiendo a la apertura de locales donde después de cenar es posible quedarse a tomar una copa en un espacio diferenciado sin que sea necesario cambiar de dirección para continuar la noche. De ellos, el veterano Ramses es quizá uno de los que más éxito ha logrado pese a ciertos vaivenes gastronómicos y en su gestión. En la misma línea, recientemente abrió sus puertas Fox- Cook & Sound, uno de los "must" del momento, habitual de rostros famosos -aunque gastronómicamente no es una de nuestras opciones favoritas...(ver post). A ellos se ha sumado en estos últimos meses Opium, cuyos dueños cuentan con otro restaurante del mismo nombre en Barcelona. 
Opium ocupa el local donde anteriormente estaba la sala Moma si bien ha sido totalmente redecorado; cuenta con un amplio salón restaurante con distintas salas, con una estética moderna en tonos dorados y negros con mesas espaciadas y bien vestidas; luces atenuadas y amenizado por música moderna. Dispone de algunas mesas en una zona más elevada que permiten ver la discoteca a través de unos cristales descubiertos tras unas cortinas que se abren después de medianoche. Evidentemente no es un tipo de restaurante para todos los públicos (gente más moderna que distinguida) ni para cualquier momento (mejor para cenar que para comer), dado que la música y la decoración hacen pensar que estás (casi) en la discoteca. Sin embargo, nos ha gustado porque siendo un local animado, la comida es razonablemente satisfactoria para este concepto de restaurante.

Cuenta con una carta no muy larga pero con platos apetecibles, en general de cocina mediterránea y algunos toques japoneses (sashimis y makis). Entre los entrantes hay platos para compartir como, por ejemplo, las virutas de foie, nems de verduras o huevos rotos con patatas y jamón, junto con otros de corte más delicatessen: jamón de bellota, caviar o gambas de Palamós. Como segunda opción hay un apartado interesante con canelones de faisán con foie y trufa, risotto de queso manchego, arroz de bogavante, tartar de atún rojo con guacamole y foie, y huevo poché con virutas de trufa, de los que hemos probado estos tres últimos en diferentes visitas y nos han gustado. Entre los pescados recomendaremos el tataki de atún y el bacalao negro con miso; entre las carnes la pallarda de pollo con curry, el steak tartar con helado de parmesano y el kofta de cordero con hummus, muy ricos tanto el steak como especialmente el kofta.

Nuestra valoración general: 7,5 sobre 10.
Precio medio por persona: 35€, bebidas aparte.
GastroTip: servicio muy atento y -exageradamente- numeroso. Para cenar tanto en pareja como con amigos y tomar una copa pasando una noche divertida. No para familias. Para celebraciones románticas hay opciones más interesantes.

viernes, 24 de abril de 2015

Dazzle. GastroChic en Tokio

Uno de los restaurantes que más nos ha gustado en nuestra visita a Tokio ha sido Dazzle, donde hemos compartido una gran velada con dos amigos muy especiales. Se encuentra situado en dos de las plantas del precioso edificio Mikimoto en el moderno barrio de Ginza. En la octava planta están la recepción del restaurante y la cocina, cuya actividad constante se puede apreciar mientras se espera a ser atendido puesto que está a la vista del público; después es preciso coger otro ascensor que conduce únicamente a la novena planta donde está el comedor. Se trata de un comedor muy espacioso y de altísimo techo, con ventanas en forma de polígonos irregulares y situadas a diferentes alturas. Cuenta con una iluminación muy atenuada por medio de pequeñas lámparas de cristal colgantes dentro de un conjunto de piedras de cristal brillante (tipo Swarovski), cual estrellas. Las mesas están espaciadas y distribuidas en dos alturas. El conjunto perfecto para una velada especial.
Gastronómicamente, se orienta hacia la cocina mediterránea con toques japoneses. Se puede elegir a la carta aunque también dispone de un menú atractivo a un precio razonable considerando el nivel del restaurante. Optamos por el menú. De entrada probamos la ensalada de cangrejo y el tartar de salmón; como primer plato elegimos los espaguetis con calamares y los espaguetis a la putanesca y, como plato principal, ambos escogimos el steak de wagyu. Exquisito. Como colofón, de postre probamos la fondant de chocolate.
Dazzle cuenta con una amplia selección de vinos internacionales que parten de un precio mínimo de unos 35€ botella. Para ello, dispone de una enorme bodega en una esquina, de techo a suelo, en forma de triángulo invertido y con una pared de cristal que requiere de una escalera interior para acceder a las botellas. 

Nuestra valoración general: 8 sobre 10
Precio medio por persona: teniendo en cuenta impuestos y servicio -10% -el menú cuesta unos 55€ por persona, bebidas aparte. 
GastroTip: mejor para cenar que para comer; ambiente elegante. 


Para comer en Tokio recomendamos probar un teppanyaki; Sekishin Tei situado en los preciosos jardines del Hotel New Otani no solo cuenta con un menú muy bueno sino con una ubicación excepcional: en una cabaña redonda de grandes ventanales acristaladas con vistas al precioso jardín japonés de dicho hotel, un cocinero en exclusiva prepara la comida en una plancha frente a los comensales. Exquisito para comer pudiendo elegir un menú de 5000¥ -35€- además de otros dos posibles a 6000¥ y 9000¥, si bien por la noche solo hay un menú a 15.000¥ -100€-.

domingo, 29 de marzo de 2015

Aire. Una moderna rotisserie.

Aire es una de las últimas incorporaciones al horizonte gastronómico en Madrid en 2015 y lo ha hecho con fuerza. Responde a una tendencia en auge consistente en especializarse en un producto, en este caso la denominada "volatería", como materia prima predominante en sus elaboraciones. La carta indica que todas las aves (aves de corral) “...han sido criadas con cereales naturales en libertad, en granjas naturales, éticas y sostenibles...”. 
Esta moderna rotisserie se ubica en la calle de Orfila y dispone de un local en dos plantas, aunque la mayor parte de las mesas así como la cocina –a la vista- se encuentran en la planta superior. Nos gustó la decoración, con una estética entre rústica y moderna, además de llamativamente pulcra.

domingo, 22 de marzo de 2015

LE PAIN QUOTIDIEN: panadería,brunch y más

Aprovechamos un domingo lluvioso para sustituir el tradicional aperitivo español por un brunch, costumbre anglosajona que practicamos ocasionalmente. El establecimiento de origen belga Le Pain Quotidien tiene muy bien incorporada a su oferta esta opción gastronómica. Esta vez hemos ido al local que tienen en la calle de Velázquez (hay otros cuatro en Madrid) y hemos disfrutado, periódico en mano, de un agradable rato en torno a un amplio surtido de panes, bollería y también platos fríos y calientes.
Le Pain Quotidien es una panadería moderna pero anclada en elaboraciones tradicionales y respetuosas con el medio ambiente. Incluso toda la madera del comedor (presente en paredes y mobiliario) es reciclada. Además de panes variados y artesanales, aquí se puede degustar o llevar bollería variada (napolitanas, croissants, brownies, etc.), mermeladas y salsas (de elaboración propia, los tarros están expuestos en una de las paredes), ensaladas, tartines (tostas), tablas de quesos y embutidos, sopas y varios platos salados (raciones).

domingo, 15 de marzo de 2015

Punto MX

Va camino de tres años desde que abrió sus puertas Punto MX y, aunque ya desde el principio fue un éxito, es ahora cuando están recogiendo los merecidos premios: dos “Soles” Repsol y una estrella Michelin (primer restaurante mejicano de Europa en conseguirlo) en 2014.

Decorativamente no hay cambios desde nuestra anterior visita. Ubicado en la calle del General Pardiñas, el local se distribuye en dos alturas, con el MezcalBar en la planta alta –apropiado para tomar un cóctel y picotear (botanear...) comida mejicana en formato tapa - y la recepción y el comedor principal en la planta inferior. Toda la decoración es minimalista, en blanco “nuclear” y con una estética opuesta al tradicional colorido de los restaurantes “tex-mex”.

domingo, 1 de marzo de 2015

Fox - Cook & Sound


Fox - Cook & Sound abrió sus puertas el pasado mes de noviembre en el local donde antiguamente se encontraba Filo, en la calle Abascal esquina con la de Fernández de la Hoz. Según se entra al restaurante encontramos la estancia que quizá más nos gusto, una sala muy propicia para el afterwork con estilo entre industrial y moderno, que cuenta con una mesa de billar de tapiz rojo, una gran pantalla de televisión y una elegante vitrina adornada con botellas, todo ello con un agradable juego de luces tenues. No obstante, todo el local es bonito y está decorado singularmente. Dispone de varios salones comedores, uno decorado en tonos claros dedicado al sushi y otros de aire decididamente colonial, incluyendo un reservado, todos ellos con tonos de color azules y grises y unos grandes ventanales en los que encontramos el único error estético porque ofrecen a la vista la fachada de las casas contiguas. Unos estores o venecianas podrían mejorar el efecto.

domingo, 15 de febrero de 2015

Viridiana. Cocina de autor

Después de un largo periodo de tiempo hemos regresado a Viridiana, un templo gastronómico en Madrid – dos Soles en la Guía Repsol 2014 - y uno de nuestros restaurantes favoritos. Situado en la calle de Juan de Mena, a pocos metros de El Retiro, Viridiana es un claro ejemplo de “restaurante de autor” como exponente de la cocina de mercado donde impera la calidad de las materias primas y se plasma en recetas exquisitas no exentas de creatividad. Su artífice es todo un gurú gastronómico, Abraham García, cocinero, escritor y sumiller. Su toque personal va más allá de la cocina, recitando los platos fuera de carta como quien describe una obra de arte.

Sin cambios decorativos respecto a anteriores visitas, excepto la desaparición de la colección de esencieros, el pequeño local distribuido en dos plantas tiene múltiples referencias fotográficas al cineasta autor de la obra que da nombre al restaurante: Luis Buñuel. El servicio destaca por su amabilidad y eficacia.

domingo, 25 de enero de 2015

Caray

El pasado mes de octubre abrió sus puertas el restaurante Caray en el hotel Gran Meliá Fénix, muy cerca de la plaza de Colón. Consta de un salón en forma rectangular con una barra ovalada revestida de un material similar a la malaquita. Decorado en tonos dorados y negros, con algunos destellos igualmente de color verde esmeralda que le confieren en general un aire elegante -alejado de las modernas decoraciones que presiden los restaurantes abiertos últimamente- aunque quizá carente de un estilo propio.

domingo, 18 de enero de 2015

RAMÓN FREIXÁ MADRID (II)

Tres años después de aquella primera visita a este gran restaurante de Madrid (ver post) hemos vuelto para celebrar el cumpleaños de quien escribe. Para satisfacción de nuestro ánimo y de nuestros paladares la cena en pareja resultó memorable. Emplazado en el hotel Único (Relais & Chateaux) de la madrileña calle de Claudio Coello, el restaurante conserva desde 2010 su distinción de dos estrellas Michelín y, sin grandes alardes mediáticos, mantiene un elevadísimo nivel gastronómico y un ambiente distinguido y elegante para los 35 afortunados comensales que caben en el comedor.

sábado, 17 de enero de 2015

DiverXO. Versión 3.0

"Vanguardia o morir". El eslogan que luce parte del personal de Dabiz Muñoz -como él mismo se denomina- es toda una declaración de intenciones. Ésta es la tercera vez que almorzamos en DiverXO, y hemos tenido oportunidad de conocer cada una de sus ubicaciones; ahora, tras conseguir su tercera estrella Michelin, en un local en los bajos del NH Collection Eurobuilding. 

DiverXO no deja indemne: a la experiencia gastronómica in crescendo respecto a nuestras anteriores visitas se añade lo que perfectamente define el chef en su propia página web como “el mundo onírico” porque realmente la decoración, los camareros y los “lienzos” configuran una puesta en escena que rememora matices dalinianos



sábado, 3 de enero de 2015

Himawari. Japonés con encanto.

Después de tantos restaurantes japoneses como hemos conocido en Madrid y reflejado en diversos posts, nos ha encantado descubrir este coqueto restaurante que ofrece una visión muy ajustada de una izakaya o taberna japonesa.

Asia Gallery

En 2015 hemos vuelto a elegir el restaurante Asia Gallery para celebrar la comida de Año Nuevo. Situado en el hotel Palace -al que tenemos especial cariño- continúa siendo uno de los exponentes destacados de la cocina cantonesa en Madrid junto con el restaurante Tse Yang del hotel Villamagna. 

Como ya comentamos en un post previo la decoración es obra de Ignacio García de Vinuesa, que ha creado un entorno de armonía y elegancia con paredes enteladas con sedas de colores y delicados paneles con ilustraciones. Una lámpara inmensa ocupa el centro de la sala, aunque la iluminación del espacio es tenue, creando una atmósfera íntima que se acentúa con la marquetería lacada en tonos oscuros y las piezas de mobiliario (antigüedades). Las mesas son amplias y tienen una separación adecuada. La distribución se completa con dos pequeños reservados “en alto”.


sábado, 27 de diciembre de 2014

En Copa de Balón

Nuestro post de hoy está dedicado a un local informal, pero moderno y chic, que se ha popularizado singularmente en Aravaca. Se llama En Copa de Balón, como la tienda de vinos (muy recomendable por selección y precio, por cierto) que hay en el Zoco de Pozuelo de Alarcón, y confirma la acertada decisión de sus propietarios (una empresa de distribución de bebidas) de abrir locales al público.
Con una esmerada puesta en escena, una carta sencilla y atractiva y una trabajada orientación al público más "in" de la zona, a través de su oferta de vinos y licores, este "restaurante lounge store" (denominación que se dan a sí mismos) resulta una opción a tener en cuenta tanto para plan familiar de fin de semana, como para tomar el aperitivo dominical o unas copas después del trabajo o por la noche con amigos.

Nuestros restaurantes favoritos de 2014

Por tercer año ofrecemos a los lectores de GastroChic un compendio de nuestras mejores experiencias, agrupadas por categorías. 

Álbora. ¿Premio a la perseverancia?

Conocemos Álbora desde su apertura, hace poco más de dos años, como prolongación (mejorada) del proyecto gastronómico iniciado bajo el nombre de Sula. En aquel momento se reforzó el servicio de sala y la dirección de la cocina con personal de gran experiencia para reimpulsar el negocio y conseguir ese éxito que no terminó de alcanzar Sula. Recientemente el restaurante Álbora ha sido premiado nada menos que con una estrella Michelin y dos soles Repsol, lo que le encumbra a una liga superior en el universo gastronómico.